No basta con saber, hay que saber comunicarlo.

Porque hablar sobre un tema no es lo mismo que hacer una exposición sobre él. Mientras lo primero puede ser más espontáneo, las presentaciones requieren preparación y conocimientos específicos.

Aspectos como definir el objetivo, el mensaje central, la estructura ideal, un inicio de impacto y un cierre memorable, cómo involucrar a la audiencia, qué tener en cuenta de cara a la organización, cómo movernos por el escenario, son solo algunos de los ingredientes de éxito de una buena presentación.

Aprender a hablar en público es sinónimo de exponer con éxito tus ideas y por tanto, el vehículo que te permitirá transmitir a los demás tus conocimientos y contagiar tu pasión por él.

¿Quieres ayuda con tu presentación o diapositivas?

 

 Si tienes miedo a hablar en público y quieres convertirlo en confianza y disfrute. Si tienes una presentación hecha y quieres feedback y sugerencias. Si no sabes cómo enfocar tu charla y quieres una guía. Si sientes que puedes hacer aún mejores presentaciones y quieres aprender de los mejores. Si te gusta el PowerPoint y quieres avanzar y conocer los trucos de expertos (o si no te gusta el PowerPoint y quieres aprender a entenderlo y dominarlo mejor, porque al fin y al cabo, lo utilizas a menudowink).

Pues pasemos a la acción. Solo tienes que clicar en el botón de reserva del día que te venga mejor, te contacto y tenemos una sesión privada hecha a tu medida.

 

Creación de presentaciones Conscientes y PowerPoint

¿Te gustaría saber hacer diapositivas profesionales y atractivas que te dejen en buen lugar a la hora de compartir tus ideas o servicios?

Quiero ayudarte con lo aprendido en todos estos años de experiencia utilizando PowerPoint como herramienta para formar y comunicar.

Te enseño una manera sencilla de hacer presentaciones atractivas, claras y profesionales. ¡Aunque no tengas conocimientos previos de PowerPoint (u otro software de presentaciones)!

Te demostraré que crear una buena presentación no es algo propio de diseñadores o personas especialmente creativa. Esto ayuda, por supuesto, pero crear una presentación es más cuestión de tener claras las ideas que contar, nociones sobre comunicación visual y ganas de hacer las cosas B.I.E.N. 

Deja tu correo y acepta la política de privacidad para descargar

¿Disfrutas hablando ante los demás?

Aunque pocas cosas hay más gratificantes que compartir ante una audiencia nuestras ideas, los nervios y las creencias como “a mí no se me da bien hablar en público”, nos llevan a, no solo a no sentirlo como algo placentero, sino más bien como algo a evitar. ¿Es tu caso? Pues léeme, por favor, con atención. 

​Hay unos efectos menos conocidos del miedo a hablar en público y mucho más perjudiciales que sentir nervios, bloquearse, que tiemble tu voz, etc.

¿Sabes cuáles son?

  • Dejar que otros hablen por ti

  • Estancarte profesionalmente

  • Rechazar proyectos por no exponerte

  • Negarte el éxito

  • No creer en ti

  • Deslucir tus conocimientos y preparación

No vivas por debajo de tus posibilidades. ​